Mike Boyd reto aprender truco skate 4 horas Tony Hawk

Reto superado: Mike Boyd logra el ‘heelflip’ por una buena causa

No hay duda de que, con tesón, se consigue casi todo. Si no, que se lo digan a Mike Boyd, el ‘youtuber’ que, aceptando el desafío que le lanzó Tony Hawk, aprendió a hacer un ‘heelflip’ ¡sin tener ni idea de skateboarding!

Todo comenzó con la llamada ‘regla de las 10.000 horas’: ésa que dice que, para convertirse en un maestro en cualquier disciplina, necesitas 10.000 horas de práctica… “Desafío aceptado”, debió de pensar Mike, porque enseguida se puso en marcha con la intención de ponerla a prueba en su canal de YouTube.

Como no disponía de tanto tiempo, Mike adaptó la teoría para proponerse un reto a sí mismo: comprobar cuánto tardaría en aprender a hacer un ‘kickflip’ sin apenas haberse subido antes a una tabla de skate. Así que así, sin pensarlo más, se marchó a comprar un monopatín, instaló una cámara para que estuviese grabando permanentemente y se puso a practicar…

El vídeo, que no tiene desperdicio, ilustra perfectamente los obstáculos que Mike tuvo superar para llegar a dominar el truco: caídas, golpes, gatos… Todo, para finalmente alcanzar su objetivo ¡en un tiempo de 5 horas y 47 minutos!

El ‘todavía más difícil’

El caso es que a Boyd debió de picarle el gusanillo del skate con este primer reto, porque enseguida se puso a pensar en cuál podría ser el segundo y si, esta vez, podría contribuir con ello a una buena causa… Así que, una vez más, se puso manos a la obra y, con el objetivo de buscar apoyo, contactó por Twitter con uno de los mejores skaters del mundo: Tony Hawk.

Para sorpresa de Mik ¡hubo respuesta! Hawk le envió un vídeo en el que desafiaba al ‘youtuber’ a conseguir el ‘heelflip’ (un truco similar al ‘kickflip’, pero en sentido inverso) y, a cambio, él se comprometía a regalarle una tabla de skate firmada que posteriormente se subastaría para obtener fondos para la Muscular Dystrophy UK, una organización que ayuda a las personas afectadas por distrofia muscular en Reino Unido.

Después de haber conseguido dominar el ‘kickflip’, Mike debió de pensar que éste sería mucho más sencillo… ¡pero ni mucho menos! Como puede verse en el vídeo, este segundo reto también le costó alguna que otra lesión que Mike olvida cuando, después de casi cuatro horas y media, ¡Mike consigue el ‘heelflip’! No te lo pierdas…